Sufixo -eto

Lo sufixo -eto deriva de lo sufixo latín -ĒTUM y se troba sobre tot en la toponimia.[1][2] Las formas en -eto, -eta responden a la fonetica de l'aragonés central pero pueden trobar-sen en la toponimia de zonas que ya no tienen esta fonetica. Las formas -edo, -eda se troban en zonas que sonorizan y son las presents tanto en la scripta aragonesa como en la toponimia de las zonas de l'aragonés de la val d'Ebro y de las comunidatz aragonesas. La forma -et ye producto de l'apocopa.

EixemplosEditar

Variant metafonica -itoEditar

Bi ha una variant en -ito producto d'una metafonía en la evolución fonética dende lo latín a l'aragonés:[3][4]

Emplego con elementos inertesEditar

En latín ye documentau lo emplego de lo sufixo -ETUM acompanyando a elementos inertes en palabras como SEPULCRĒTUM. En las luengas romances como l'aragonés bi ha uns pocos toponimos formaus a partir d'elementos inernes documentaus u no en latín.

Combinacions con atros sufixosEditar

Bi ha combinacions de -eto con lo diminutivo -iello:

Comparanza con atras luengas romancesEditar

Este sufixo tiene encara muito emplego en italián: acereto, agrumeto, canneto, castagneto, cipresseto, etc...

En francés la evolución de -ETUM ye -aie y tamién tiene muita vitalidat: aulnaie, boulaie, buxaie, frênaie, hêtraie, etc...

En occitán y catalán ye -et, -eda: fageda, pineda, roureda.[5]

En catalán bi ha toponimos con metafonía en -it (Castellfollit). Por lo suyo pareixiu tanto en fase romanz como en fase latina con lo diminutivo -et (latín -ETTU-M) que iba sustituindo a lo diminutivo -iello (latín -ELLUM), s'han produeito confusions que explican toponimos con este diminutivo asociaus a fitonimos tipo Pinet > Pinell.

En castellán ye -edo, -eda y ye poco productivo porque retaculó debant de los sufixos -al y -ar. Derivan dreitament de la forma sufixada latina: arboleda, cañedo, moredo, nocedo, olivedo, olmedo, pineda, robledo y viñedo (muitos d'ellos desusaus). Son derivaus de palabras patrimonials acebeda, alameda, avellaneda, castañeda, fresneda y pereda. Con elementos inertes tenemos fontaneda y roquedo. Bi ha combinacions con los competidors -al y ar: lauredal, robledal, rosaleda, etc...

En galaico-portugués la forma común ye -edo. Bi ha toponimos con metafonía en -ido (Lourido, Salzido), y con la terminación -ndo si la radiz de lo fitonimo leva una n y s'une a la d (Abeiendo, Abeienda, Castendo, Castenda, Freijinde, Pindo).[5]

Toponimos mozarabes con sufixos derivaus de -ĒTUMEditar

Los toponimos mozarabes con este sufixo pasaus a traviés de l'arabe pueden presentar-sen como -it y dimpués castellanizar-sen con vocal de refirme -e en -ite:

Fuera d'Aragón se puede veyer un proceso pareixiu:

Manimenos, también se pueden presentar con la e orichinal:

ReferenciasEditar

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 (es) Chabier Lozano Sierra: Aspectos Lingüisticos de Tella. Aragonés de Sobrarbe (Huesca). Gara d'Edizions - Prensas Universitarias de Zaragoza - Institución Fernando el Católico. 2010. p. 197.
  2. 2,0 2,1 2,2 (es) José Antonio Saura Rami: Elementos de fonética y morfosintaxis benasquesas, Zaragoza, Gara d'Edizions-Institución Fernando el Católico (2003), p. 313.
  3. (es) Jesús Vázquez Obrador: Nombres de lugar de Sobrepuerto : análisis linguístico. Comarca Alto Gállego, D. L. 2002. Serie: Yalliq nº 4, p 255.
  4. (es) José Antonio Saura Rami: Penapurco, Pallerulo, Renunco: apostillas al fenómeno de la metáfora en el paleorromance de la Ribagorza oriental. Publicau en: Alazet: Revista de filología, ISSN 0214-7602, Nº 16, 2004, pp. 175.
  5. 5,0 5,1 (ca) María Reina Bastardas Rufat: La formació dels col·lectius botanics toponímia catalana. Reial Acadèmia de Bones Lletres, (1994).
  6. 6,0 6,1 (es) Emilio Nieto Ballester, Araceli Striano: Breve diccionario de topónimos españoles. Alianza Editorial, 1997.
  7. 7,0 7,1 7,2 (es) Carlos Benjamín Jordán Cólera: De nuevo sobre el topónimo 'Botorrita' . Publicau en: Fontes linguae vasconum: Studia et documenta, ISSN 0046-435X, nº 26, Nº 66, 1994, pp. 311-326.

BibliografíaEditar