Abrir menú principal

Nuevo diccionario etimológico aragonés (voces, frases y modismos usados en el habla de Aragón)

Nuevo diccionario etimológico aragonés (voces, frases y modismos usados en el habla de Aragón)
Información cheneral
Autor José Pardo Asso
Chenero literario Diccionario
Subchenero Lexicografía
Versión orichinal en castellano
Editorial Imprenta del Hogar Pignatelli
Ciudat Zaragoza
Estato Flag of the Second Spanish Republic.svg Espanya
Calendata de
publicación
1938
Pachinas 400

O Nuevo diccionario etimológico aragonés, que tien por subtítol (voces, frases y modismos usados en el habla de Aragón), ye un diccionario bilingüe monodireccional aragonés-castellano, con información sobre etimolochía, feito por o presbitero y mayestro altoaragonés José Pardo Asso (Santa Cilia, 1880 - Zaragoza, 1957), publicau por a Diputación Provincial de Zaragoza en 1938. Tamién se conoix como «Diccionario de Pardo Asso», u simplament «o Pardo Asso»,[1] por o nombre de l'autor.

O diccionario replega as voces que ya s'heba publicau en bellas obras lexicograficas anteriors, como o Diccionario de voces aragonesas de Gerónimo Borao (1859), y tamién o lexico que Benito Coll y Altabás, Luis Víctor López Puyoles, José Valenzuela La Rosa y Jorge Jordana Mompeón aportoron a o Estudio de Filología de Aragón de Moneva en os anyos anteriors (pero que encara yera inedito por ixas envueltas) más bellas 5000 voces de replega propia de mosen Pardo Asso.

Razón pa un diccionarioEditar

Mosen Pardo Asso no nomás heba estau rector en diferents parroquias d'a Diocesi de Chaca, en contacto directo con una población de regular rural y treballadora, tamién ell mesmo yera naixiu d'una casa de labradors en Santa Cilia, en o Campo de Chaca, en a ribera de o río Aragón. Con un gran amor por a suya tierra y porque consideraba que a forma de fablar ye un d'os cenyos identitarios de o país, Pardo Asso se percata que os vocabularios aragoneses anteriors s'han feito siempre dende a perspectiva de personalidatz que tienen dos rasgos comuns que les distancian de a fabla viva: son personas de clase acomodada y viven en a ciudat, y se proposa anyadir una tremenera de nuevos vocables d'uso popular, que ell tan bien conoix de primera mano, pa enriquecer o cabal lexico publicau sobre esta tierra. En ixe sentiu, en o prologo manifiesta:

Para los intelectuales que sólo en las vacaciones veraniegas y alguna que otra vez solamente conviven con el pueblo en el ambiente rural, que es donde se manifiesta en toda su naturalidad; para el que no haya vivido su vida habitual, no es empresa tan fácil el poder hacer una recopilación tan amplia y precisa de las palabras y frases que el pueblo conserva como algo característico de sus costumbres, de su genio, de su nobleza y tesón, dándole el significado exacto que él les da.

Tamién piensa Pardo Asso sobre a posición que ocupa l'aragonés en o conchunto lingüistico hispanico, pero a diferencia d'autors posteriors y muito en linia con os que heba habiu enantes, troba más útil aportar o suyo torrent de lexico a lo río d'a luenga espanyola y deixar-se estar d'historias como as d'os qui ell clama «hablistas paradójicos».

Pero un trabajo así, [...] es un medio para enriquecer nuestra lengua común; porque los idiomas todos, como los ríos, crecen siempre con la afluencia de los pequeños arroyos que se agregan a su caudal, y muchas de estas voces regionales desechadas, menospreciadas como bárbaras, pueden ser admitidas en el Diccionario de la Lengua sin menoscabo de su pureza y pulcritud, pues no pocas expresan ideas que, o no tienen expresión en el idioma de la Academia, o la tienen con ambigüedad y rodeos, en perjuicio de la claridad. [...] Contra todo lo que quieran sostener los hablistas paradójicos, la riqueza de la lengua consiste en la abundancia de voces que expresdan con precisión las ideas y no en la variedad y diferencia que las mismas representan.
J. Pardo Asso, prologo.[1]

Pa o sociologo Chaime Marcuello, que escribe o prembulo a la reedición d'esta obra por Gara d'Edizions (2002), as parolas de Pardo Asso en o prologo d'o suyo diccionario son contradictorias en bells puntos y amuestran una firme encara que inconfesable creyencia que aragonés y castellano son diferents en realidat, anque no puede expresar-se publicament por o contexto historico do las escribió l'autor: os anyos 30 y a Guerra Civil. En linia con ixa concepción de dos luengas, que no podeba confesar, pareixe escalerixedera la siguient afirmación que o mosén fa:

Con el curso de los tiempos, la variedad eufónica de las provincias, que refina o adultera la lengua con su manera y dejo regional, y hasta por la etimología de las palabras que el pueblo conserva aún pura, se han establecido diferencias entre el habla aragonesa y el idioma castellano que nunca podrán eliminarse porque van como incrustadas en su alma.
J. Pardo Asso, prologo.[1]

Asinas, seguntes Marcuello, Pardo Asso fue victima d'a suya epoca y contexto social: naixiu en un lugar altoaragonés, de forma prou probable o propio Pardo Asso charraba aragonés como luenga materna, y por ixo habría experimentau en carne propia o que ye a discriminación por luenga; o qui no charrase con as modas d'a luenga oficial, «charraba basto» u no sabeba fablar.[2] Por ixo, l'aragonés se percibiba como bella cosa que caleba amagar, que denguno la veyese. Y por ixa vergüenya pasada o parroco, charrando de Borao, a qui tiene en gran estima, lo fa una especie de vengador de a cultura aragonesa, siempre tan moflada, y escribe:

Viniera al mundo este malogrado aragonesista y, con los azotes en la mano, desalojaría el templo de la cultura aragonesa, invadido por mercaderes que, con humorismo falto de ingenio y ayuno de gracejo, sólo saben ridiculizar al tipo aragonés poniendo en su boca barbarismos y sandeces, como si Aragón fuera la cuna de la zafiedad y la estupidez.
J. Pardo Asso, prologo.[1]

Pero parti d'ixe problema ye que, anque existen «diferencias considerables» entre a luenga oficial y a que charra a chent d'o país,[2] l'aragonés no ye cosa, no ye una luenga ni un dialecto.

[...] Porque este nombre no se puede dar sino a una lengua distinta en sintaxis, o por lo menos en la declinación y conjugación, [...]
J. Pardo Asso, prologo.[1]

Pero a la vegada escribe, manimenos, que tiene una orichen común con o castellano y que ixa no ye atra que o latín, lo qual ye una admisión veilada de que as dos luengas han teniu camins deseparaus dende o prinicipio. O que no puede tener atra fin que concluir que son, precisament, dos luengas independients u, como se diz en romanistica, dos dialectos constitutivos.

Pa Pardo Asso y a chent de a suya cheneración, l'aragonés no ye digno porque no tiene estándar.[2] Y ye chusto pa mirar-se d'apanyar ixo que l'autor colecciona as parolas que conoixe y las adreza enta l'Academia, pa que anque sía pagando o preu d'entregar-las a la común luenga castellana, se veigan replegadas en una obra sobre a qual no i haiga garra sospeita d'indignidad. Ye como si una voceta le decise: si a parola amaneixe en un diccionario, deixa de no estar cosa, ya vale.[2]

Por todas estas cosas, a obra más conoixida de Pardo Asso ye en realidat una obra importantisma pa l'aragonés.[2] Un vocabulario chenuino, elaborau por un más que probable fablant nativo con un grau de conciencia lingüistica más alto que a mayoría d'os suyos coetanios, gracias a la formación superior como presbitero de a Ilesia, y con a excepcional capacidat d'albirar a orichen independient de muitas d'as nuestras parolas en a luenga clasica.

ReferenciasEditar

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 (es) PARDO ASSO, José, Nuevo diccionario etimológico aragonés (voces, frases y modismos usados en el habla de Aragón); Institución «Fernando el Católico» + Gara d'Edizions (Ed. facsímil). Zaragoza, 2002. ISBN 84-8094-101-4
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 Chaime Marcuello, Preambulo a (es) PARDO ASSO, José, Nuevo diccionario etimológico aragonés (voces, frases y modismos usados en el habla de Aragón); Institución «Fernando el Católico» + Gara d'Edizions (Ed. facsímil). Zaragoza, 2002. ISBN 84-8094-101-4

Se veiga tamiénEditar